Fiesta online

. domingo, 20 de diciembre de 2009
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

Capítulo 1: El nacimiento de Bijou

En los albores del universo existí a un ser, que superaba a todos los dioses. Su nombre era Legel.

El poseí a el don de crear materia de la nada o regresarla al principio de los tiempos.
Legel creó un continente bello y grande. Este continente no existia en el mundo eterno, sino en un mundo paralelo en tiempo y espacio. Legel compartía su poder con los dioses e insufló nueva vida en el continente.

Legel amaba el continente igual que a sus moradores, que a su vez amaban a Legel.
Los moradores vivían en armoní a con la naturaleza creada por Legel y se alegraban de gozar de su protección.

Muchos dioses envidiaban el poder de Legel y repudiaban su benevolencia. Cegados por la codicia, los dioses se unieron y enviaron a Legel al lado oscuro del espacio eterno.
Antes de ser enviado al lado oscuro, Legel creó a Bijou, un ser hecho a su imagen y semejanza y que poseí a sus mismos poderes.
Los dioses se quedaron pasmados. Desterrado, Legel seguí a teniendo mucho poder a través de Bijou...

Los dioses, asustados, intentaron eliminar a Bijou, destruyendo con gran poder casi todo el continente. La luz el viento y la oscuridad parecí an haber dejado de existir.
Bijou no fue jamás destruido, su ser fue sólo repartido por todo el continente.

Los dioses podían respirar tranquilos. Ellos estaban seguros que Bijou no volverí a a tener poder mientras su cuerpo se encuentre repartido por todo el continente.
Pero esta tranquilidad no duró demasiado.
Un día empezaron a retumbar las campanas sagradas de todo el continente. Más preciso, en el bosque de los elfos. Ellos celebraban el hallazgo de un pedazo del cuerpo de Bijou...

Continuará...

DESCARGAR JUEGO

0 comentarios:

Noticias